De cara al SEO, mejorar la estructura de las URL supone

El SEO y todo lo relacionado al comercio y marketing digitales es un mundo muy apasionante que ha ido evolucionando a medida que pasan los años, pero hay ciertos errores en los que siguen incurriendo algunos de los que se aventuran a entrar en este mundo sin la preparación necesaria para ello. Uno de esos errores tan comunes es no prestar la debida atención a la forma en la que una URL está estructurada.


Una URL con una estructura adecuada no siempre es sencillo y menos aun cuando no se cuenta con los conocimientos necesarios, pero hoy vamos a proceder a explicar algunas de las cosas más importantes para lograrlo incluso si no se tiene la experiencia necesaria en esta área.

Usar solo un dominio y, de ser posible, un subdominio también

Uno de los mejores consejos que se le puede dar a alguien que no tiene ni idea de cómo estructurar una URL es la de utilizar un único dominio y, en caso de ser posible, un subdominio también.

Según lo que han dicho quienes tienen una amplia trayectoria en este mercado, esta técnica les ha ayudado una enormidad a mover su contenido desde un sitio a otro y a aumentar su tráfico de una forma realmente asombrosa.

No han sido pocos los que han argumentado que esta técnica puede dar como resultado una pérdida significativa de visitas al trasladar contenido a un único subdominio, por lo que no se arriesgarían de nuevo a hacerlo otra vez.

Sin embargo, hay que decir que hay un buen número de blogueros y manejadores de portales web que tiene como única alternativa el uso de un subdominio para poder producir su contenido en determinada lengua, así que no les queda de otra que hacer uso de esta técnica.

Otro posible beneficio es que el portal web o blog se va a posicionar de una manera descomunal, así que es algo que en definitiva vale la pena intentar y ver qué tal los resultados.

Usar palabras clave siempre que se pueda

Uno de los más básicos consejos que siempre debería seguir alguien que se esté iniciando en el mundo del SEO es el uso de palabras clave en las URL. Uno de los más importantes motivos para poner en práctica esta idea es que siempre que los usuarios colocan el mouse sobre un link van a poder apreciar dichas palabras, lo que les va a dar una idea más precisa de lo que van a encontrar si ingresan en él.

Adicional a eso, hay que tomar en cuenta que la web se va a lograr posicionar con mucha más facilidad entre quienes de verdad pueden sentir interés en el contenido que se les está ofreciendo, aspecto que debe tener en consideración todo el que quiera que su blog o página vaya ganado importancia poco a poco.

Otro detalle no menos importante es que los posibles visitantes pueden sentirse más identificados con el contenido si la URL brinda algo de información sobre lo que se ofrece al entrar a la web.

Canonizar varias URL con el mismo contenido

Otro método muy bueno para la adecuada estructuración de las URL en el SEO es la canonización de varias de ellas para que sirvan el mismo contenido y ofrecerlo a todos los usuarios que deseen darse una vuelta por ellos.

En este sentido, lo que se puede hacer es usar una redirección 301, en caso de que no existan razones reales ni concretas para seguir manteniendo el duplicado. Otra cosa que se puede hacer es rel – canonical, en caso de que se desee mantener versiones un poco distintas para algunos usuarios.

Deja un comentario